Una gran novedad para la Iglesia Argentina

La primera edición del diario oficial de la Santa Sede, “L’Ossevatore Romano”, para la Iglesia Argentina

Redacción CAL
2/1/17
Print Mail Pdf

Una_gran_novedad

Una de las novedades en Roma de este año 2107 ha sido el lanzamiento de la versión argentina de “l’Osservatore Romano”, el diario oficial de la Santa Sede, que busca que la voz y las enseñanzas del Papa Francisco llegue también a todos los argentinos “completa y de forma íntegra”, tal como afirma la misma carta de puño y letra del Papa que está contenida en la plana principal de esta primera edición.

“Con alegría –dicen las palabras de Francisco– saludo la renovada presencia del Osservatore Romano en Argentina. A través del periódico de la Santa Sede se podrá conocer directamente el servicio del Papa. Pido a nuestro Señor que bendiga a quienes trabajan en este proyecto de servicio al Reino de Dios, y que la Virgen Santa los cuide. Y, por favor, les pido a los lectores que no se olviden de rezar por mí”.

Esta primera edición está presidida por un pequeño artículo editorial que transcribimos a continuación:

“Es una gran novedad en la historia del periódico de la Santa Sede la edición semanal para Argentina, que en este número especial cuenta con palabras de aliento del Papa. Novedad porque es la primera vez que una parte de esta edición, que ha ido acogida con esperanza por la Conferencia episcopal, nace en el país sudamericano y se integra luego de la edición que desde hace casi medio siglo se prepara en el Vaticano. Y novedad también porque por primera vez está a cargo de un cristiano no católico. Son novedades alentadoras, que, al mismo tiempo, representan un desarrollo coherente con la historia de “L’Osservatore Romano”. Ya en 1931, en efecto, se había proyectado una edición del periódico en Argentina, y veinte años más tarde, el 4 de noviembre de 1951, se publicó en Buenos Aires el primer número de un “Observador Romano” (que luego pasó a ser “El Observador Romano” y más tarde “L’Osservatore Romano”, con la aclaración de que se trataba de la edición semanal argentina). La iniciativa continuó hasta 1969, cuando nace la edición semanal en español en el Vaticano, desde aquí enviada y publicada en Perú (desde 1997), México (desde 1998), Argentina (desde 2005) y España (desde 2009, con el periódico de Madrid “La Razón”). En la dirección de la edición se sucedieron primero dos sacerdotes, el español Cipriano Calderón y el mexicano Arturo Gutiérrez, y luego dos periodistas laicas, la española Marta Lago y, desde el año 2015, la argentina Silvina Pérez. A ella le acompaña para la edición en Argentina un connacional, colaborador destacado de la edición italiana, el biblista protestante Marcelo Figueroa. Ciertamente es una novedad en “L’Osservatore Romano” la presencia de firmas no católicas, más frecuentes en los últimos años y que, desde 2012, contribuyen con gran creatividad en su edición mensual “donne Chiesa mondo”, dando vida real a la línea querida por Benedicto XVI y reforzada por Francisco. Ya en 196, al escribir con ocasión del centenario del diario de la Santa Sede, un apasionado lector del periódico describía como característica de “L’Osservatore Romano” la “fraternidad de lenguaje y de relaciones”. Ha pasado más de medio siglo pero las palabras del cardenal Giovanni Battista Montini, el arzobispo de Milán que dos años más tarde pasó a ser Pablo VI, siguen siendo programáticas para el periódico Vaticano y para su apertura al mundo de hoy, a los creyentes de distintas religiones y a los cristianos que comparten con los católicos la fe en el único Señor.”

Siguiendo con el contenido de esta primera edición, es también interesante lo que señala Marcelo Figueroa en uno de los primeros artículos: “Es la primera vez que, en sus 155 años de existencia, este periódico incluirá contenido local a una edición puertas afuera del Vaticano. La misión del Papa Bergoglio venido de ‘esta parte del fin del mundo’ invita a ser dimensionada, interpretada, comunicada y expresada en y desde la cosmovisión cultural de su pueblo de origen”.

Sigue una reflexión de Víctor Manuel Fernández titulada “Directo, entero y sin voceros”, que invita a “madurar una cultura del encuentro y del perdón”, la cual invoca un discernimiento justo en el mundo de la información, y lo hace de manera un tanto provocadora, como lo sugiere el título, que hace referencia al modo de comunicar del Papa Francisco. ¿Hasta qué punto hay imparcialidad en los análisis y noticias que se difunden tanto fuera como dentro del ámbito eclesial sobre los hechos y dichos del Papa? ¿Hasta qué punto se transmite de manera equilibrada y contextualizada la enseñanza del Papa en sus diferentes alocuciones, documentos e intervenciones públicas? Fernández ensaya una respuesta.

Luego se incluye una relación de Abraham Skorka es rector del Seminario Rabínico Latinoamericano en Buenos Aires, amigo de años del Papa Bergoglio, sobre la “profundización de la mirada interreligiosa” en el ministerio del Papa. Skorka realiza una reflexión bíblica sobre el uso de la palabra como medio comunicativo y de diálogo, para llegar luego al caso de Francisco, quien, tal como se relata, utilizó en su visita a Auschwitz el gesto del silencio: “Fue su profunda exclamación a un mundo que prefiere proliferar vocablos antes que escuchar”.

En un artículo titulado “El Papa del sur del Sur”, el sacerdote argentino Carlos María Galli, miembro de la Comisión Teológica Internacional, da una mirada a los “nuevos vientos” de la Iglesia de la mano de Francisco, quien “se presenta como obispo de Roma que camina junto a su pueblo y, como sucesor de Pedro, es garante de la unidad y la diversidad en el catolicismo y en el ecumenismo”. El padre Galli habla de un tercer periodo de la Iglesia, luego de “un primer milenio signado por las Iglesias orientales y un segundo dirigido por la Iglesia occidental”, en el que se presenta “una catolicidad intercultural, presidida por la sede de Roma y animada por una dinámica pastoral policéntrica”. Según el autor, “el pontificado de Francisco inició una nueva fase de aquella reforma promovida por el Concilio”, y detalla algunos de los rasgos de este nuevo pontificado que serían la expresión visible de esto, especialmente lo que se refiere a la “revolución de la misericordia” liderada por Francisco.

En la parte central del periódico se publica el Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz 2017 titulado “La no violencia: un estilo de política para la paz”, en el que el Papa “invoca un cambio en las relaciones personales, sociales e internacionales”.

Sigue la entrevista que realizó Marcelo Figueroa, del Osservatore Romano, al ex Presidente de Uruguay José Mujica durante el Tercer encuentro mundial de los movimientos populares en el Vaticano en el mes de noviembre, sobre el panorama mundial en relación con las guerras actuales y las diversas situaciones que atentan contra el ideal de la paz tanto en el mundo como en la región latinoamericana.

Se incluye luego del discurso del Santo Padre Francisco a los participantes en la reunión de la asociación internacional rural católica (ICRA), que fue pronunciado en la Sala del Consistorio del Vaticano el día 10 de diciembre del 2016. “La misma solidaridad –señaló el Papa en esa ocasión–, notablemente invocada como remedio, es insuficiente si no va acompañada por la justicia en la distribución de las tierras, en los salarios agrícolas o en el acceso al mercado”.

Lucetta Scaraffia, historiadora y periodista italiana, profesora asociada de historia contemporánea de la Universidad romana “La Sapienza”, trata el tema de la relación “Mujer-Iglesia-Mundo”, y reflexiona sobre el lugar de las mujeres en la sociedad contemporánea, tema “complejo y al mismo tiempo decisivo para el futuro de las religiones”.

Esta primera edición del Osservatore Romano para Argentina concluye con la homilía del Papa Francisco en la pasada celebración de la “Misa de Gallo” en el Vaticano y su Mensaje “Urbi et Orbi” del día 25 de diciembre, con su fuerte invocación a la búsqueda de la paz ante las situaciones críticas en los diversos continentes, pues “sólo con la paz es posible un futuro”.